La Bachaquera

 

    Ella se levanta a las 4 de la mañana. Yamileth se llama la tipa. La espera Jhonaiker en la moto, tiene que bajar unas cuatrocientas ochenta escaleras para llegar a la calle del barrio Campo Rico en Petare, donde vive.

     Ese Jhonaiker es un caso, le pegaron dos tiros en la espalda el año pasado porque, según, para quitarle la moto; pero mentira, él, junto al Richard, se metieron a robar en una casa y el dueño, que es policía, les cayó a plomo. Ella y Yamileth tuvieron una vaina, tú sabes, él no le cobra la carrera casi nunca, y ella se la da, de vez en cuando; últimamente no porque, parece que el tercer carajito es de él, y el marido no sabe. Fue un cacho.

     La pana se va hasta el Bicentenario o el Día Día; no importa cuál porque ella se las arregló con unos guardias a los que le pasa una vainita. Generalmente, en cada uno de los abastos a los que llega hay gente, pero la pana no le para bolas a eso, ella no tiene miedo y anda resteada con par de cuchillos en las caderas y una hojilla de barbero en los sostenes. Al primero que le diga algo le mete…; además tiene al Jhonaiker que pela por la bicha y suelta plomo al que se ponga payaso.

     Llega y ve gente antes que ella en la cola, casi, aunque no lo crean, como ochenta personas. Pero, no se acerca a nadie, es temprano todavía, va y se mete una tripa de tres empanadas para justificar la panza que le quedó de la preñez del Junior, el que parece que es hijo de Jhonaiker, y se toman unos cafés. Como a eso de las seis y veinte de la mañana, cuando van llegando los guardias, se adelanta y los intercepta, saluda a un cabo, con cara de psicópata y conversa con ellos, se ríe un poco y de un koala (riñonera), saca una paca de billetes y se los da al guardia que se achanta un poco y deja que ella actúe.

     Yamiletyh, con una confianza bárbara, se acerca a la punta de la cola y le dice al grupo que ya hay cincuenta personas delante de ellos, que en la noche como a las nueve repartieron números y que esta serie de personas por delante, y no tardan en llegar. Charla. Toda esta información es falsa. Nadie dice nada, pero una joven que está con su mamá, de séptima en la formación,  comienza a refunfuñar, la tipa la escucha, corta el aire con la mirada y le dice

—¿Qué te pasa a ti becerra? Aquí hay cincuenta personas “alante”, si no te gusta, no sé qué vamos a hacer,… ¡es más te me vas de la cola  chica!… te me sales de la cola o te reviento…—

     La gente chilla pero no hacen nada, todos se hacen los locos, la madre de la joven le recrimina a su hija por haber hablado, con frustración mira a todos lados, Jhonaiker se acerca con cara de matón, los guardias que están a veinte metros se hacen los sordos, los ciegos, los mudos y los cobardes. Están pagados. A la joven y a su madre no les queda más remedio que salirse de la cola e irse antes de que salgan lastimadas.

     Ha puesto orden, ya nadie va a revirar. Por los alrededores, ya hay muchas personas aglomeradas que la conocen, Yamileth, se aleja y saca un paquete de cédulas para que sean repartidas entre una pequeña multitud que se habían agolpado alrededor de ella y que fue llegando diseminadamente mientras ella comía con su amante. Las cédulas de ese día tienen el terminal que corresponde por ser martes: 2 y 3.

     Ya el personal de Bicentenario, llegó y están a punto de abrir, los guardias se toman la tarea de organizar la cola, se meten los otros cincuentas bachaqueros primero, incluida ella y Jhonaiker. Les despachan de primero. Apenas hay azúcar, harina de maíz, aceite, pañales Pampers XG, que es el que se consigue. La caraja sale de primera y espera afuera aproximadamente hasta las nueve de la mañana que salgan los demás y organiza la pea.

     Se van a los alrededores de la estación de Petare y allá revenden lo que han comprado, al dos mil y tres mil por ciento del precio regulado, no hay problema, una harina pan de 20 Bolívares, la llegan a vender en setecientos bolos, fácilmente, y la gente los da. La misma señora, con la joven que reviró en la cola temprano, no le quedó más remedio que comprar una harina pan cara. Pero no es solo eso, ella recibe un porcentaje de plata de los demás bachaqueros, es el negocio.

    Yamileth no era así antes, ella creía en Chávez y en Maduro, lo que pasa es que sin plata no hay nada, y después de que tuvo peos con los del Consejo Comunal y le quitaron una Misión que le daba plata por los carajitos, y no se le dio el apartamento de Misión Vivienda, se arrechó y buscó la manera de ganarse la vida. Ella no entiende ese rollo de la Guerra Económica, ella todavía cree en el socialismo y en la Revolución y sale a marchar, firmo contra la Amnistía Criminal de la Asamblea, para que no sacaran al “asesino de Leopoldo López”; ella cree en toda esa mierda.

     Como a eso de las dos ya está en su casa. Ahora se va a su casa, antes hacía los dos turnos de bachaqueo mañana y tarde, pero está casada, además es suficiente con lo que hace en la mañana, está forrada en plata. El marido, Wilfran, no mandó a los carajitos para la escuela  y están muertos de hambre, no le pares. Ya Carlitos abrió el carrito de las cachapas y le dice a Yajaira que vaya a comprar cachapas para el almuerzo y unos refrescos.

     En la despensa coloca unas bosas con comida bachaquiada, la caraja está forrada en comida de todo lo que ha acumulada, cuando los escuálidos saquen a maduro y haya golpe de estado ella y los hijos suyos no van a pasar hambre. Después de todo si alguien tiene que caer que caiga. Total, ella está bien, qué se jodan los demás.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Maybe dice:

    Sencillamente nuestra realidad, que tristeza ver esta situacion y que otros se aprovechen para llenar sus bolsillos…

    Le gusta a 1 persona

!Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s