No podía acariciarte

Una vez, la noche se extendió como fuego en tus ojos, pero no alcancé a acariciarte porque la mano me dolía.

Fue cortada.

Entonces una de tus caras hirió mi pecho

hiriéndome, también, las entradas del alma.

Dejé de respirar cuando tu lengua me atravesó el corazón

Aún la mano me dolía y no podía acariciarte.

Con un sello en el corazón, una vez la noche se extendió como fuego en tus ojos.

Moría lentamente con un dolor de antojo

y no podía acariciarte.

caricias

 

“No podía acariciarte”

De la selección “Por lo tanto que brille la luz”

 Por el 2003

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. geneshita dice:

    muy bonito de verdad *-*

    Me gusta

!Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s