365 Nuevos Días

Hemos pasado trescientos sesenta y cinco días, afirmando la vida y aferrándonos a ella, comprendiendo la singularidad de nuestro ser y alegrándonos de subsistir en un mundo algo cruel, algo pendenciero, algo egoísta. A alguno de nosotros, la sombría amiga del viaje final, se nos ha acercado y se ha marchado junto a nuestros seres más preciados y valiosos, para no verlos ya más. Hemos llorado, reído, fracasado, tenido éxito, emprendido proyectos, finalizados ciclos, comenzado relaciones o terminados noviazgos, enamorado y decepcionado, gozado y deprimido. Hasta llegar al momento en que la rueda llega a su principio.

fuegos-artificiales

Nos dejamos controlar por las convencionalidades y presas de ellos, nos apresuramos a comprar estrenos a hacer bulla con fuegos artificiales, a tocar las puertas de nuestros vecinos (al menos cuando se podía y no se temía a ir por las calles a plena media noche), a visitar a nuestras madres, a llamar a nuestros padres y a nuestros hermanos por teléfono, a pasar mensajes de cadena por Wasap, por Face, a subir fotos de la pinta en Instagram, a dejar un lindo mensaje en 140 caracteres en el Twiter. Y hacemos rituales.

Hacemos todo tipo de rito: nos comemos doce uvas y tres mandarinas, alguien cocina lentejas y antes del “cañonazo” las comemos en familia y hasta del mismo plato, tomamos las maletas y salimos de nuestras casas y entramos para pasar todo el nuevo año viajando. Nos metemos las manos en los bolsillos para llamar al dinero, damos vueltas nuestro alrededor y saltamos de una silla… todo con la intención de llamar a la suerte, porque queremos suerte, amor éxito, fortuna y suerte.

Tuvimos tiempo de hacer lo que no hicimos, de no hacer lo que hicimos. De estar feliz por haber hecho lo que tuvimos que hacer y llorar por haber hecho lo que no tuvimos que hacer. De haber tenido suerte y de haberla perdido.

¿Y cuándo hicimos lo que queríamos o lo que sentíamos?

Pero, la suerte no viene porque hagamos un ritual, o decidamos, esta vez, hacer lo que antes no hicimos, ni porque comamos lentejas o usemos esencia de mandarina debajo del pabellón de la oreja. La suerte no es algo que se da o se quita, que viene porque el universo la entrega o porque el planeta X se alineó con el planeta Y. Es el esfuerzo lo que atrae las mejores cosas, es la entrega con la que nos hacemos con nuestra vida, la perseverancia y la voluntad.

Tenemos 365 nuevos días para comenzar de nuevo, para hacer lo que queremos y ser felices libremente, sin remordimientos ni arrepentimientos. Tenemos un nuevo año para descubrirnos, para complacernos y festejar la vida, la unión, la familia, los amigos y el amor. Y si el amor te ha dejado, o lo has dejado tú; descuida, tienes todos estos días para conocer nueva gente y enamorarte nuevamente 365 veces.

Y si te fijas bien no hay ningún ritual que pueda cambiar el devenir del tiempo, ni el continuo ciclo inconmensurable y rudo de la voltereta planetaria; porque al final del siguiente año habrás pensado y dicho lo mismo que haz de decir esta noche, porque fue lo mismo que dijiste y pensaste el año anterior, a pesar de haber hecho los mismos rituales todos los pasados años. Piensa en que la única fuerza que puede cambiar los días del año próximo eres tú, que nada atrae mejor la suerte que tu dedicación, que tu espíritu insaciable y optimista, que tu capacidad de amar y perdonar, que el procurar ser mejor.

¿Quieres cambiar el próximo año? Busca algo que cambiar en ti y cambiaras 365 días en un solo momento, porque los años no pasan por ti, tu transitas por los años como en un riel eterno hacia un lugar que, nadie más que tú, sabe.

Pon tu voluntad y empeño, tu certeza y alegría, tú decisión en lo que quieres, tu visión de futuro, tus convicciones y no creas tanto en rituales, mejor que eso: CREE EN TI.

Que si crees en ti, verdaderamente, realmente tendrás Muy Felices 365 Días.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. ani5ky dice:

    Mis amigos les deseo unos Super Felices 365 Nuevos Días

    Me gusta

!Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s