La Reina Caída: Mónica Spear.

????????????????????????????????????????????????????????????????

La Reina Caída: Mónica Spear.

    Han pasado varios días desde el homicidio de Mónica Spear, y las opiniones son diversas y bipolares. Muchos se han escandalizado por este suceso y muestran su rabia para con la sociedad, el gobierno y el estado; piden ardidos, el desarme de la población, el control de la anarquía y que la justicia llegue pronto para los criminales, que capturen a los delincuentes y que acabe la violencia en el país.

     Otros, por su parte, le restan importancia al escándalo, que no “merece la pena” adolecer su muerte porque era una modelo y actriz, y se preguntan dónde está el duelo de miles de venezolanos que han muerto por armas de fuego y violencia en general, días tras días.

     Esta mañana escuchaba a un compatriota que iba en el vagón del Metro de la ciudad diciendo que ella, si tenía dinero y si vivía en otro país, porque no se fue a otro lugar, a Europa o Estados Unidos… y su argumento de más peso era que “hay gente que reniega del país y se van como ésos artistas”; de alguna manera descubrí, en su tono de reproche, que la culpaba por fallecer, alejándola del derecho de venir a su nación a pasar unos días con su familia, asumiendo que era una especie de castigo por haber “dejado el país”.

 Lo cierto es que muchas personas, incluidas quiénes emiten su opinión libre e espontáneamente, tienen una vaga idea de qué sentir y qué pensar al respecto. Es ambiguo todo sentimiento hacia el tema y no se consiguen maneras de expresar lo que se siente y se piensa en este momento.

     Sin embargo, creo que es pertinente ver las cosas desde otro punto de vista.

Monica_Spear

     Mónica Spear fue una Miss Venezuela, y si existe algo de lo cual nos sentimos orgullosos todos los venezolanos, es por el hecho de tener las mujeres más hermosas en todo el planeta. Cada uno de nosotros es, para decirlo de alguna forma, missólogo, incluso sin quererlo. Hombres y mujeres por igual en nuestro país ven el certamen de belleza de Miss Venezuela y todos aquellos en los que participe una de nuestras mujeres cuando son favoritas y cuando no lo son.

     Nos alegramos cuando éstas ganan y aparecen en toda la prensa nacional en la primera plana, en todos lados hombres y mujeres comentan la gala y dan su opinión al respecto de quién tenía más oportunidades de coronarse y quiénes no, se hacen fiestas en homenaje a sus triunfo, se reciben a las Reinas con caravanas, se envían millones de felicitaciones y tuits, se postean millones de artículos en el Facebook, se cuelgan videos en la red y se comparten fotografías de los momentos más especiales en los que la candidata se destacó y brilló, dejando a millones de venezolanos llenos de orgullo y grandeza.

     Aunque sea un entretenimiento sencillo y poco relevante, la gente participa de esta manera.

     ¿Sí ven a los que me refiero? Quién murió y fue asesinada no fue Mónica Spear, sino el orgullo de cada uno de nosotros, la oportunidad de sentirnos grandes, de sentirnos plenos. De agradecer el hecho de ser venezolanos; nos vemos incentivados cuando alguno de nuestros compatriotas logra tener éxito, un éxito que es reconocido internacionalmente. Mundialmente.

     Mónica Spear simbolizaba esta forma simple de orgullo. Fue una Miss, representó nuestra belleza, nuestra sencillez, nuestra elegancia, nuestra inteligencia. Y ante los ojos del mundo se plantó con nuestros colores posicionándonos en el mapa; no a través de las cosas negativas que tenemos y que cada vez nos identifican más y más; sino a través de algo positivo y optimista, aún siendo algo tan nimio e insustancial como ganar un certamen de belleza.

    Pero aún, el símbolo se hace más profundo porque el crimen ocurrió junto a su familia: su esposo, con quién especulan estaba reconciliándose; y su hija, quién recibe un disparo saliendo ilesa, quedando huérfana de padre y madre. No solo es el símbolo de todo lo bueno y optimista lo que cae, sino también la familia, la oportunidad de construir los valores naturales de la familia y todo lo que representa a nivel universal.

corona

     La Reina Caída, sugiere que todos los buenos símbolos, las oportunidades de éxito y la esperanza de construir una familia en nuestro país caen y fallecen ultimados por contrasentidos, contravalores y contra-patriotismo. Es válido considerar este suceso con algo de conmoción aunque no sepamos exactamente por qué o cuál es el origen de lo que sentimos.

     El odio que crece está sembrado desde la búsqueda de la paz plena, y la paz plena es cada vez una circunstancia lejana y sombría, antaño nuestra, antaño significativa.

     La Reina Caída nos acerca a la posibilidad de que cualquiera puede ser una víctima, de que no existe el respeto por la posición, el estatus, la clase, el estudio, la titularidad, la nobleza, la sencillez, la humildad, la apariencia, la fama, el éxito, la pobreza o la riqueza, la cultura ni la nacionalidad. Hemos perdido la capacidad de apreciar, de valorar, incluso los símbolos más simples que nos pueden conducir por un camino más brillante, la vida y la familia.

     Si no sabes que sentir, si no sabes que pensar; si crees que sientes algo, que estás inconforme con algo y no tienes las palabras ni el arte para expresar, o simplemente estas en desacuerdo con la posición de todos al respecto.  Piensa en el valor que tiene el alma humana, el sentido en el que se han dando las circunstancias, sus significados y su simbolismo y considera que podemos ser mucho mejor que esto que somos ahora.

About these ads

!Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s